viernes, 9 de noviembre de 2012

Lo que quiere ser y lo que es.


¿Saben algo? No hay cosa peor que algo (musica, película, videojuego, libro...) que quiere intentar destacar en un aspecto, y deje sin importancia otro en donde fácilmente puede llegar a ser el mejor.

El primer caso que les traigo es de la conocida banda de Hard Rock Guns N' Roses, que en una epoca se obsesionaron en hacer vídeos con presupuestos multimillonarios, estos son: Don't Cry, November Rain y Estranged.
¿Pero en donde está el verdadero espiritu de este grupo? Exacto, en uno de sus vídeo clips mas simples: Garden of Eden.

Después pasamos a las películas, y tomo al "director de moda" Christopher Nolan, con su saga de películas de Batman, en donde la peor fue, adivinen cuál, la que tuvo el mas alto presupuesto (The Dark Knight Rise). Pero mas allá de eso, el verdadero espíritu de este director se encuentra en otra película sin tantos fanáticos detrás de ella: The Prestige.
Y al final pasamos a los videojuegos, en donde el protagonista será, obviamente, el juego del que tomo la imagen para el encabezado: Dishonored.
Es extraño, ya que este juego busca ser filosófico, y no lo es. Busca ser de sigilo, y no lo logra. Busca darte inmersión, y no sientes empatía por algún personaje. Busca darte una historia trascendental, y se queda a medias. Pero al único lugar que te intenta separar, a los asesinatos y combates, es en donde brilla el título aquí criticado.
Así que, para resumir esta entrada, no intenten buscar en donde no hay nada, y vean las verdaderas virtudes de lo que tenemos al frente, quizá así nos daremos cuenta que... (Y para culminar), el punto fuerte de Metal Gear no es su historia (mal contada y con millones de incongruencias), sino su jugabilidad.

2 comentarios:

  1. Una cosa: la entrada de la Gestalt la "borré" porque se publicó por error. A partir del 16 de diciembre volverá a estar en línea.

    ResponderEliminar
  2. A falta de MP, buenas son las entradas en los blogs xD

    ResponderEliminar