miércoles, 19 de septiembre de 2012

¿Cantidad o calidad?

Desde siempre nos hemos maravillado ante un gran número de enemigos en los videojuegos, pero otras veces con tan solo unos pocos nos sentimos pequeños enfrentando sus desafíos.
Esta entrada vino a mi cabeza desde que vi la imagen con los 300 enemigos distintos de Borderlands 2, y las criticas que recibe la franquicia Pokémon cada vez que aumenta su número de bestias a capturar.



Existen videojuegos con un numero reducido de enemigos, tal es el caso de Shadow of the Colossus, con tan solo 16 Colosos a los que derrotar, sin mas que derrotar en el camino, solo tu burra, tu espada y tu alma.
Según dicen las personas que disfrutaron este juego, esa sensación de soledad y la impotencia del Coloso frente a ti, hace que olvides la necesidad de hordas de enemigos, y te concentres en esos incomprendidos gigantes.



Otro caso es con los juegos de lucha, en donde se ha creado el pensamiento de "el que la tenga mas grande es mejor" (la plantilla de personajes), pero no reflexionan sobre la importancia de diferenciar cada luchador, que con tan sólo unos pocos personajes en Tekken 3, sigue siendo superior al primer Tekken Tag Tournament.
Siguiendo con la cantidad, existen juegos con "variedades de enemigos" ficticias, en donde a partir de 1/4 del recorrido, los "nuevos" oponentes son variaciones de color de los primeros. Casos como este no hace falta ni mencionarlos, pero se encuentran con mayor facilidad en casi todos los Hack n' Slash.



Por ultimo están los juegos deportivos, con mil ligas y un millón de jugadores... TODOS IGUALES. Que si uno patea mas lejos, otro que es zurdo, aquel que se para distinto, pero al final son cambios meramente estéticos  engaña bobos, que piensan que el alma de Messi, Miguel Cabrera o Kobe entró en el juego y los hará la cream de la cream.



No se dejen engañar, no piensen en cantidad, piensen en calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario