sábado, 7 de julio de 2012

Matando tigritos para conseguir experiencia



¿Me estás diciendo que eres el Sangre de Dragón? ¿Tienes que matar a Alduin? Pero esperate un segundo, primero necesito que le lleves esta carta a mi prometida. Luego busca un collar que me robo una bruja que se encuentra en las montañas de afuera.

Si hay algo que me encanta de los videojuegos, son las misiones secundarias, aveces incluso mas que el hilo principal de la historia. Nada mejor que ganar un poco de experiencia extra por realizar tareas que te mandan algunos NPCs, aunque aveces dichas tareas rayen lo absurdo.

Antes de salvar la galaxia, trae 5 flores verdes y dos rocas.

¿Pero quien soy yo para discutir cual trabajo es bueno y cual malo? Lo importante es la recompensa, ya sea dinero, armas, armaduras, pociones, o, como en Magicka, simplemente NADA.

"Te daría oro, pero en este juego no hay inventario"
Magicka



Aveces las misiones secundarias son mucho más apasionantes que las principales, ejemplo claro son los arcos argumentales de los gremios en TES V: Skyrim, o algunos encargos en Deus Ex: Human Revolution. A veces no hace falta que alguien te mande a hacer o buscar esa misión, son secretos que solo se encuentran indagando en el basto mundo digital del juego. Ejemplos como algunos Final Fantasy (I: evolución de clases, VII: las tres Armas, VIII: algunos GF, etc.), niveles secretos en Super Mario Bros 3, o buscar Extra Ops en MGS Peace Walker, donde no nos invitan a descubrir nada, ya que somos nosotros los que tenemos el deseo de más.



Esto es todo por hoy, nos vemos en mi próxima entrada, y recuerden cumplir todas sus misiones secundarias, las recompensas pueden llegar a ser muy jugosas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario