domingo, 17 de junio de 2012

Versos Luminosos- Isaac Asimov


¿Les comenté que comencé a leer a Isaac Asimov? Pues no, no les dije.
En mis manos tengo el recopilatorio de cuentos de este señor: Cuentos Completos I Cuentos Completos II. He de decir que me he quedado maravillado con muchos escritos que allí se encuentran, y uno que llamo mucho la atención es este del que les vengo a hablar.
Versos luminosos trata sobre una señora llamada Avis Lardner que, después de enviudar ganó una gran fortuna y comenzó a realizar esculturas de luz, las más bellas según algunos, y además nunca mostraba una de estás esculturas dos veces, en cada exposición mostraba solo "versos de luz" (como llamaba a sus esculturas luminosas) nuevos. Su casa era un museo, y allí exhibía sus creaciones y joyas de diferentes culturas.
Ningún objeto se encontraba asegurado, puesto que sus robots hacían de guardias. 
La señora tenia la costumbre que, una vez llegara un robot a su casa, no salia de allí para ningún tipo de reparación, ya que, aunque en apariencia todos eran iguales, ella los veía únicos y diferentes entre sí.

Bajo esta pequeña premisa nos encontramos con una historia un tanto cómica, con un personaje muy apacible y amigable, pero con un final inesperado, que se vaticina desde el comienzo del relato:

"Nadie habría imaginado que la señora Avis Lardner fuera capaz de cometer un asesinato"


1 comentario:

  1. Es un muy buen cuento, aunque habría sido genial una profundización en el carácter de Travis, para que el hecho de que haya salido a buscar la muerte hubiera sido más interesante. Saludos.

    ResponderEliminar