domingo, 25 de marzo de 2012

El Silbon



Hoy vengo a contarles sobre una de las leyendas venezolanas mas importantes, la leyenda de "El Silbon".
El Silbón forma parte del folklore de los llanos venezolano, region en donde se han creado la mayoria de los mitos y creencia de todo el país.



La leyenda cuenta sobre un hombre que asesino a su padre, y que fue condenado a cargar un saco lleno de huesos de su progenitor.

He aqui la leyenda de su maldición, sacada de Wikipedia.
"... Cuenta la leyenda que El Silbón recorre la región llanera con un silbido que estremece al ser escuchado. Confunde, pues cuando se escucha cerca es porque está lejos, y viceversa.

La señal confirmatoria de que el espíritu ronda el vecindario es un característico ruido de huesos que chocan unos con otros.
Se cree que los lleva en un saco, al hombro. Unos piensan que son los huesos de sus víctimas más recientes; otros, que pertenecen a su propio padre.
Para cuando se alcanza a oír el "crac-crac", sin embargo, tal vez es demasiado tarde.
Cuentan que hubo una vez un joven que descubrió que algo extraño estaba pasando entre su padre y su esposa.
Unos dicen que el viejo le pegó a la joven. Otros sostienen que la violó.
"Lo hice porque es una regalada", fue la explicación que el viejo dio a su hijo.
La leyenda sigue con que el joven estalló en furia, y se enfrascó en una pelea a muerte con su padre.
De los dos, el padre llevó la peor parte. El joven le asestó un fuerte golpe en la cabeza con un palo, que lo tumbó en el suelo, donde el hijo se le abalanzó y lo ahorcó.
El abuelo del joven, que escuchó de la pelea, fue en busca de la víctima, a todos los efectos, su hijo. El abuelo juró castigar al joven, su propia carne y sangre, por el horrendo crimen que había cometido... contra su propia carne y sangre.
Poco tardó en encontrarlo. Entonces lo amarró y le propinó una andanada de latigazos con un "mandador de pescuezo", típico del llano.
"Eso no se le hace a su padre...Maldito eres, pa´ toa´ la vida", le decía.

Para completar la sanción, le frotó ají picante en las heridas y echó al perro de nombre Turéco para que lo persiguiera. Hasta el fin de los tiempos le muerde los talones." 

 

Este mito es uno de los mas famosos en venezuela, junto con la sayona o llorona, y muchas personas (me incluyo) aseguran haberlo escuchado, y hasta visto, con su saco en el lomo, su sombrero de pelo e'guama y su ropa tipica de los llanos. Mientras mas lejos se escucha el silbido, mas cerca de ti esta.
Esto es mas que una leyenda, es parte de la identidad del venezolano, ya que hasta el menos creyente se le ponen los pelos de punta con tan solo escuchar el silbido.

 
Confesion personal: no puedo evitar sentir un poco de miedo mientras escucho el silbido con cada "vista previa" que pulso.

Espero les haya gustado esta pequeña reseña sobre mi anima favorita en la cultura venezolana. No se pierdan  esta interesante entrada sobre otro elemento en el folkolre venezolano.

¡Saludos a tod@s!

No hay comentarios:

Publicar un comentario